VOLVER

HIERRO Y OTROS METALES

CON SABOR A CUECA

Par de espuelas de hierro damasquinado. Chile. Fines del siglo XIX o principios del XX.


Elegante par de espuelas, elaboradas en hierro, con su largo pihuelo -apenas curvo-, formado por una sección cuadrada en su primer tramo, y abierto en el extremo para que calce la rodaja, de importantes puntas. Arco con su frente convexo e interior plano, y sus piernas que rematan en una decoración muy típica con un primer segmento de bordes festoneados y el extremo cuadrado y girado, con un par de ojales paralelos. Posee un pequeño rodete de bordes dentados. Medidas. Largo máximo: 18,5 cm. Diámetro de la rodaja: 6,2 cm.


Los espueleros trasandinos se destacaron por la belleza de las obras elaboradas y en especial, por el uso distintivo del damasquinado, o ataujía, como se denominaba a dicha técnica en España por su herencia morisca. El intercambio comercial con la región de Cuyo y del Noroeste argentino permitió incorporar ejemplares de origen chileno en los aperos de montar criollos de nuestro país. Esas versiones derivaron en su elaboración local -de espuelas y estribos-, en las provincias andinas, identificables por la cuasi ausencia de los damasquinados (1) y por las rodajas de menor porte. De igual modo, las líneas básicas de este modelo también fueron adoptadas por los jinetes araucanos, quienes llegaron a utilizar ejemplares fundidos en plata, en sus versiones más suntuosas.


Nota: 

1. En Chile se lo denomina “empepado”, y para su elaboración se acudía a la plata, alpaca o bronce.


S.O.XVII-DGL


¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.

Ver nuestros Boletines Virtuales