LECTURAS RECOMENDADAS (AGOSTO 2021)


Fotografías: Gentileza CIFHA.

Alejandro del Conte. Memorias de un soñador.

Alfredo Srur - José Antonio Navarrete - Andrea Cuarterolo y Emilio Jelicié. Centro de Investigación Fotográfico Histórico Argentino (CIFHA) - Fundación Alfonso y Luz Castillo (Arte x Arte). Buenos Aires. 2021.

En 4° (20,8 x 14,7 cm), 184 pp. Texto bilingüe: español / inglés.

El hallazgo fortuito de un archivo arrojado a un contenedor de basura fue el primer paso para que se cumpliera este milagro. El libro, un catálogo razonado, acompaña la muestra que se exhibe en la Fotogalería de Arte x Arte hasta el 30 de septiembre y obvio, la trasciende, tiene entidad propia y resulta un documento de reflexión y consulta para conocer la historia de la fotografía latinoamericana y el cine temprano en nuestro país. En el primer texto, a modo de introducción, Alfredo Srur -fotógrafo, presidente de la Fundación CIFHA y curador de la exposición- contextualiza la labor de Alejandro C. Del Conte (Buenos Aires, 1897 - 1952), fotógrafo, escritor, editor, periodista, publicista, cineasta y empresario, especialmente destacado por su rol de creador y director de una de las grandes revistas de fotografía en América Latina, Correo Fotográfico Sudamericano, con 860 números publicados entre 1921 y 1959 (a su muerte le sucedió su hijo Estanislao). Srur también lo aborda como fotógrafo y se sorprende al descubrir en el archivo recuperado, frecuentes y logrados registros con su esposa e hijo como modelos.

En “Memorias de un soñador” se hace justicia con un empresario emprendedor, gestor cultural de fuste en el norte de Argentina y en Buenos Aires en la primera mitad del siglo XX. El ensayo realizado por el cubano José Antonio Navarrete lo sitúa en el concierto internacional del fotoclubismo en América Latina a lo largo de tres décadas.

Y en el último capítulo, un texto de autoría compartida entre Andrea Cuarterolo y Emiliano Jelicié, se aborda su labor de pionero del cine regional en el noroeste argentino. Del Conte, con apenas 19 años se mudó a Tucumán, donde editó la primera publicación periódica cinematográfica de la zona (una de las primeras en el país), Film Gráfico, con veintitrés números publicados en 1917 y al parecer, otros más al año siguiente. Ya ese aporte lo sitúa entre los pioneros a destacar, pero Cuarterolo y Jelicié avanzan en otro hallazgo al presentarlo como el responsable del que, “muy probablemente sea el primer film surgido de la región: Tucumán durante las Fiestas del Centenario (1916)”, lamentablemente hoy desaparecido, al igual que su segunda película, “La barra de Taponazo” (1932), realizada ya en Buenos Aires.

Alejandro C. Del Conte. Memorias de un soñador es mucho más que un catálogo razonado; es el testimonio esperanzador ante la preservación de un archivo que estuvo al borde del abismo, y que cayó lanzado a un volquete… El azar y el tesón de Alfredo Srur, junto con la madurez profesional del Centro de Investigación Fotográfico Histórico Argentino (Fundación CIFHA) y el apoyo de Mecenazgo Cultural Ciudad de Buenos Aires, conjugaron este libro que merece circular por toda América Latina, el que acompaña la muestra que nos invita a recorrer en la Fotogalería de Arte x Arte (Fundación Alfonso y Luz Castillo) en Lavalleja 1062, de Buenos Aires. 

En Internet: www.cifha.org.ar

“Yo te explico...!” Las enseñanzas del Dr. Carlos Emilio Lunardi.

Compiladores: Martín Jáuregui y Raúl Oscar Finucci. Ediciones El Tradicional. 2021.

En 4° (21 x 15 cm), 200 páginas. Ilustración de tapa: Guadalupe Gutiérrez Peydro. Ilustraciones interiores: Adolfo Artagaveytia.

“Yo te explico…” es un libro necesario; reúne los escritos firmados por Carlos E. Lunardi (1938 - 2018), un abogado porteño que supo construir sólidos conocimientos sobre la cultura del gaucho y que disfrutó al compartirlos.

Sus textos se publicaron, entre otros medios radiales y gráficos, en El Chasque Surero y El Tradicional, dos periódicos que recogieron su pluma en numerosos artículos. Además, Lunardi enriqueció el libro El Apero Criollo. Arte y Tradición, con su capítulo referido al Basto porteño. Como editor responsable de este título, recuerdo de aquellos años las entrevistas en su estudio, fue uno de los primeros interlocutores a quien le compartimos la idea del libro y la exposición que llevaría el mismo nombre. El doctor -así lo llamaban sus pares tradicionalistas- escuchó con asombro y de inmediato se puso a disposición para cumplir esa quimera. Fueron varios encuentros a lo largo de un par de años y al fin, El Apero Criollo reunió en sus páginas los saberes de Lunardi y de varios amigos suyos, como el oriental Fernando Assunçao y Don Luis Alberto Flores, los tres ya cabalgando por los campos del cielo.

Desopilantes conversaciones colmadas de información, de opiniones y anécdotas… Así era Lunardi, un tradicionalista de armas llevar, y sus armas eran la palabra y la reflexión. Tener ahora reunida su obra escrita, es un privilegio que bien vale la pena disfrutar.

“Yo te explico…” se inicia con una entrevista donde “el doctor” avanza sobre los temas que en las páginas siguientes abordará con minuciosidad y compromiso. Sus editores, lo ordenaron en cinco capítulos, desde la evocación a “sus maestros”, “las pilchas y los aperos”, los “usos y costumbres”, las “páginas orientales” y un cierre a modo de adenda con los “escritos para la ocasión”. Avanzar por sus páginas promete conocimientos y reflexiones.  

Por Roberto Vega


¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.

Ver nuestros Boletines Virtuales