COMO SOMBRA AL CUERPO...

Aldaba virreinal de Buenos Aires

Hoy se celebra el día del coleccionista -texto publicado el 7 de Enero de 2022- y precisamente hoy queremos dejarles algunas reflexiones sobre esta pasión que nos une a muchos de nosotros.


Coleccionar, como toda actividad humana, puede comprender distintos grados de implicancia. Está quien adquiere una pieza de tanto en tanto y así alimenta ese gusto, y quien aplica todas las horas libres de su día para buscar, asesorarse, seleccionar, adquirir, clasificar, ordenar y conocer más sobre las piezas elegidas para su colección. Entre ambos extremos, la gama es ilimitada.


Debe destacarse que los museos públicos han enriquecido su patrimonio con las donaciones realizadas por distintos coleccionistas a lo largo del tiempo. Y desde luego, las grandes exposiciones montadas en sus salas incluyen generalmente obras facilitadas en préstamo por coleccionistas particulares; de este modo el público accede a la posibilidad de su observación directa. Otros museos públicos se han formado a partir de colecciones privadas adquiridas o legadas al Estado, y están los coleccionistas que han resuelto sostener espacios museales propios para exhibir las piezas de su propiedad. Las asociaciones de amigos de los museos están integradas en su mayoría también por coleccionistas. Este diálogo entre lo público y lo privado, y entre el universo académico y los coleccionistas es virtuoso desde todos los aspectos. Construye hacia un bien común, y nada debería desalentarlo.


Los historiadores del arte, críticos y ensayistas acuden a estas colecciones privadas para completar el corpus a estudiar cada vez que abordan una época, un estilo, un oficio, un artista...


Los restauradores y conservadores trabajan en ambas esferas, en la estatal y en la privada, en dichos espacios buscan prevenir posibles deterioros y restaurar los existentes. Siempre en el afán de proteger el bien patrimonial.


Desde nuestro lugar, proponemos que cada coleccionista se forme en sus temas, eduque sus gustos y construya su colección con el criterio que irá madurando con la propia evolución de sus conocimientos. Además, fomentamos la apertura de las colecciones, el préstamo de obras, la realización de exposiciones y la publicación de libros y catálogos.


Estamos próximos a cumplir veintinueve años desde que iniciamos nuestra marcha en aquel verano de 1993 bajo el nombre de Manos Artesanas, y en todo este tiempo hemos organizado exposiciones y editado libros y catálogos, siempre con el objetivo de fomentar la unión entre el patrimonio público y el privado, aquí en Argentina y a nivel internacional.


En una exposición homenaje a Bonifacio del Carril, realizada en el Museo Fernández Blanco, de Buenos Aires, en 1996, se cita una frase de este gran erudito en el arte argentino que, creemos, es la mejor definición de esta pasión de coleccionar: “Los libros, las acuarelas, los grabados, los dibujos y algunas pinturas, se me pegaron como sombra al cuerpo”.


En este día del coleccionista, nuestro homenaje a los que pasaron, a los que están y a los que llegarán. Coleccionar es un arte y una pasión. 


VER LA ALDABA VIREINAL DE BUENOS AIRES


¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.

Ver nuestros Boletines Virtuales